CENTRO ESPIRITUAL

ÚNICO EN CATEMACO

Fundado un 1er viernes de marzo en el año de 1999 de idealismo basado en la Brujería...

guiado por el Brujo Enrique Marthen Berdón tomando a Luzbel como simbolismo de la perfección y poderío del Ser Humano.

Durante la noche del 31 de Diciembre de ese año se anuncia la construcción del Templo y Centro Cereminial "EL AHIJADO" donde se realizarían rituales y sacrificios en honor al máximo Rey de las Tinieblas durante las misas negras anuales de cada primer viernes de marzo entre otros ritos privados.

Primera Ampliación Significativa

En febrero del año de 2013 se inició la construcción de una cueva artificial subterránea con diez metros de profundidad.

Siendo el recinto del máximo Rey de las Tinieblas representando simbólicamente el inframundo e inaugurada en marzo de ese mismo año para los rituales del primer viernes de marzo convirtiéndose en la Caverna "El Encanto".

Único en su tipo en el Sureste Mexicano

Año con año, miles de personas de todas partes el mundo llegan con el Brujo "EL AHIJADO" para limpias espirituales y peticiones de Magia Blanca y Negra. Así mismo han sido beneficiadas con la energía de cada 1er viernes de marzo anualmente.

Doctrina e Ideología

De ideal Satánico, adoptando a Satanás como una figura a seguir incorporando una combinación de ritos prehispánicos propios de México en los cuales se guarda lealtad a Mictlantecuhtli y Mictlancihuatl, señores de la Muerte de la cultura Azteca entre otros Dioses que son bases de varios de los rituales llevados a cabo por el Brujo Enrique Marthen Berdón "EL AHIJADO".

El satanismo fue, así entendido, todo lo diferente, lo incomprensible y lo incorrecto, y quienes eran acusados de satanismo fueron tratados con gran crueldad. A la Edad Media corresponden las famosas "cazas de brujas", que terminaron con la vida de muchos hombres, mujeres, e incluso animales, en la hoguera.

Sacrificios en Rituales de Misa Negra

La sangre juega un papel importante en todo sacrificio, es por ello que en todo ceremonia el gran Brujo Enrique Marthen Berdón "EL AHIJADO" ofrenda un alma pura a los grandes Dioses, simbolismo de la purificación, redención o expiación, asunto este último que queda plasmado en libros como el Levítico, del Antiguo Testamento:

Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.

El idealismo del Brujo Enrique Marthen Berdón "EL AHIJADO" no pretende evangelizar a las mayorías sino que quien necesite de estas energías puedan acceder a ellas siempre y cuando tengan la seguridad suficiente.